poemas de amor escritos por mujeres para hombres

Pero tu sangre, escarchada de azúcar, cebolla y hambre.
La noche se ha encendido como una sorda hoguera de llamas minerales y oscuras embestidas.
El hijo fue primero sombra y ropa cosida por tu corazón hondo desde tus hondas manos.En el hombres solteros rancagua agua más clara sombra sin salida.Simone de Beauvoir no estaba sola en la inquietud de su pregunta, pues algunas escritoras como Virginia Woolf le habían precedido en interesantes análisis acerca de la condición histórica y contemporánea de las mujeres.Tu corazón, una naranja helada con un dentro sin luz de dulce miera y una porosa vista de oro: un fuera venturas prometiendo a la mirada.Muerte nupcial El lecho, aquella hierba de ayer y de mañana: este lienzo de ahora sobre madera aún verde, flota como la tierra, se sume en la besana donde el deseo encuentra los ojos y los pierde.Mientras tanto en la sociedad esclavista de los recién constituidos Estados Unidos, Harriet Beecher Stowe, una pequeña mujer hija de un clérigo y esposa del reverendo Calvin Ellis Stowe, escribe La Cabaña del Tío Tom.Wislawa Szymborska 1996 (1923- Poeta.Sombras y ropas llevan los hombres por el mundo.Entro mujeres buscando relacion con hombres y dejo que el alma se me vaya por la voz amorosa del racimo: pisa mi corazón que ya es maduro.Escribió alrededor de cincuenta libros, incluyendo novelas, cuentos, obras de teatro y ensayos, a menudo con un fuerte fondo ético de compromiso con la sociedad.Sus novelas muestran la erudición y el estilo original y sereno de su autora.Corazón en una copa donde me la bebo yo, y no se lo bebe nadie, nadie sabe su sabor.Margarita Gautier de, la dama de las camelias o H ester Prynne de la, letra escarlata.El Renacimiento y el Barroco El despertar cultural de la humanidad en las artes y las ciencias del renacimiento, no trajo al mismo tiempo un cambio notable en la percepción cultural de la mujer.Ardo desde allí abajo y alumbro mujeres maduras solteras en peru tus recuerdos.Boca: Oasis abierto a todas las arenas del desierto.Aunque las traducciones fueron populares por toda Europa, se les dio crédito a Cervantes.Suma esencia del fulgor que ni cede ni abandona la cumbre.Desde que estoy ausente no sé sino soñar, igual que el mar tu cuerpo, amargo igual que el mar.
La boca Boca que arrastra mi boca, boca que me has arrastrado: boca que vienes de lejos a iluminarme de rayos.
Espejo de mi carne, sustento de mis alas, te doy vida en la muerte que me dan y no tomo.


[L_RANDNUM-10-999]