linea enferma amor de hombre

Sabiendo cuánto alivia una confidencia, un desahogo, le dirigí preguntas afectuosas, llenas de interés; pero el reo se encerró en un silencio sombrío y noté que tenía los ojos tenazmente fijos en la puerta de la capilla, como en espera de que diese paso.
Al ir consiguiéndolo, me convencí más y más de que la del verde dominó era dama, y dama muy principal, y que sólo la curiosidad, o algún empeño más hondo, debía de haberla arrastrado a un baile de tan mal género.
Qué hace en este apuro un hombre de bien?Mientras expresaba su admiración hacia la joya, noté -quién explicaría por qué me fijaba ansiosamente en los movimientos de la mujer de Pablo?-, noté, digo, que se deslizaba hacia ella, como para compartir su admiración, Dámaso Vargas Padilla, mozo más conocido por calaveradas y despilfarros.Al fin, Eva soltó a la víctima y la contempló El Amor ni respiraba ni se rebullía; estaba muerto, tan muerto como mi abuela.La llamarada súbita que se alzó le chamuscó pestañas y cabellos.Adiós las marchas, adiós los fogosos caballos, adiós el vals que embriaga, adiós la esgrima que fortalece; tendría que vivir sentado, que pudrirse en la inacción y que recibir una limosna de amor o de lástima, otorgada por caridad a su desventura.Y al hacerlo sentía germinar en mi corazón una especie de ternura, un misterioso respeto por la inocente, que sin quitarse su traje de merino negro y sus zapatos de oreja, subiría al cielo al momento menos pensado.Era tal su aturdimiento, que no acertó a decir otra cosa Los requiebros más entusiastas no pueden halagar tanto a una mujer como una turbación, que sólo puede interpretarse como señal de pasión verdadera -De modo que usted no se rió de aquel hombre?Su peinado era extraño y gracioso: un grupo compacto a manera de piña de bucles al lado de las sienes, y un cesto de trenzas en lo alto de la cabeza.En una entrada ciega a citas capitulo 89 del 27 de abril escribió: "Salí sana - hice la promesa y la cumpliré de jamás volver atrás".Pero la ultima línea de esa entrada reza: "esperaré un tiempo".El camino ni es largo ni difícil, y en cuatro meses y medio lo anduvo la Bicha.Mas yo os contaré aquí, muy en secreto, que los ratoncillos se mostraban tan formales porque aún no habían asomado la cabeza fuera del agujero donde los agasajaba su mamá.Su esposa hablaba de viajes motivados por un pleito; y en el oratorio, bajo cuyo piso yacía mi bisabuelo asesinado, celebrábase diariamente el santo workopolis reunión de bari sacrificio de la misa, asistiendo a él doña Magdalena, lo mismo que la ve usted retratada ahí: pálida, grave, modesta, rodeada.De regreso en México, Frida conoce al fotógrafo Nickolas Muray nacido en Hungría, quien se encuentra de vacaciones en México.No se resolvió usted a coger la pavía?Era mi tía que regresaba de sus rezos.Lo que a mí me preocupó mucho entonces -prosiguió la señora fue averiguar cómo se las había compuesto la lagarta para hacer presa en don Mariano.Sólo me advirtió que si las apartaba de mí o las enseñaba a alguien, perdían su virtud.Lo echamos a broma también, y brindamos alegremente porque se desmintiese el augurio.Macario y otros lo llevaron en andas hasta la iglesia y allí esperaron a que llegara el cura, que iba cada domingo al pueblo a dar misa.Frida pasó los siguientes 13 días recuperándose en el hospital.


[L_RANDNUM-10-999]