letra de busco una mujer que me mantenga

Apenas con 6 años de edad Al fin marcó su trazo por el pasillo, queriéndose sentar en el puesto inverso al mío; lo único que se me ocurrió hacer fue: Psssst!; parecía un juego bastante seductor, aunque algo niño para ella, pensé.
Las paradas de la existencia y el alrededor, de alegrías sorbos y ser siempre roedor, fugaces en lo inmundo y terminando siendo estorbo, porque así es el mundo.
Digo lo que pienso, expreso lo que escribo, y escribo lo que hago, contenta?
Pero, a pesar de esa espontaneidad que siempre ha caracterizado a Frank Nessi, muchos, leyendo este semanario, se preguntan, dónde quedó el Frank divertido y juvenil, el chistoso y atorado para que sucedan las cosas, el Frank que bonitos recuerdos dejó?Supongamos, entendieron el título de este semanario?Maldigo otra vez, acaso te importa?La mayoría no reflexiona junto al café, de hecho, yo lo hago con Solera verde o Smirnoff Premium Black Ice, pero de algo de visión tienen (debajo de las sábanas) amor en linea en lima Aunque sea conformarse con el lagartijo que tienen al lado, porque no hay de otra.Habrá un lugar donde la felicidad no es utopía.A veces me gusta una chica, fortuito, cual convicto, quiero su amor robar, pero me toca despertar para que su novio gruñe en infinito.Ahora, que conozco más de la naturaleza humana, la única explicación que se me ocurre para su comportamiento es que tal vez no eran las llaves.Espero que les guste, y comenten, bien sea en la página o mi correo electrónico.Sí, es la mejor opción que tenemos, porque a la larga, aún saliendo con otras personas que se parezcan a nosotros, incluso que nos enamoremos o lo creamos, o sintamos alguna afinidad en pareja, regresarás a esa persona que no se parece a.A veces; Camino por la calle y piropeo con los ojos, otras ni veo a la gente por escribir, perdiéndome lo que pueda encontrar, antojos en los cuales pudiera acudir.Lo más loco no era que me gustaba, sino que no era ella, la chica que yo había conocido en las cartas, más bien era una mujer social, ya saben, pero, quién era yo para juzgarla?N : - Isagoge - Reflexiones junto al café - Ofrenda Literaria - El Rincón del Parca - Regodeando lo escrito - Más de lo mismo - KrikFra - Vuelco de Hojarasca - Exeat - Colofón, y como dirían en mi aldehuela - La Ñapita, semanario dedicado a, quienes ME critican.Bueno, sólo puedo escribirles que el bdsm reúne como subcultura a individuos estrictamente heterosexuales, a lesbianas y bisexuales mujeres, desde luego, aquí en Venezuela.Acaso no quieres salir corriendo?Y eso que recorrieron besos, sentiste muy de cerca su olor de piel, pero de nada te sirvió, sólo sus besos contacto de mujeres en new york recordarás.Wir verwenden Cookies, um Inhalte zu personalisieren, Werbeanzeigen maßzuschneidern und zu messen sowie die Sicherheit unserer Nutzer zu erhöhen.El Facebook se convirtió en un runrún estúpido, inchorente, fastidioso y hasta petulante, pues, muchos me preguntan por qué los tengo agregados en uno y en el otro no, que si monto fotos de mi cuarto o fumando en plena emergencia climática en Falcón, y?
Por aquellos lares se vive y se sueña.
Muchas gracias por estar 18 años pendiente, en generaciones diferentes.


[L_RANDNUM-10-999]